romanos
miliario
      Un miliario ó piedra miliar, se colocaba al borde de las calzadas    romanas,    para señalar las distancias cada mil pasos, aproximadamente 1450 metros.

Roma, una potencia mediterránea incipiente, entró con sus legiones en la península el año 218 a.C. Las tropas de los Escipiones se disponían a atacar y derrotar al enemigo cartaginés, la poderosa familia de los Barca, encabezada por un joven, Aníbal, que por entonces se encontraba en Italia. Comenzaba la Segunda Guerra púnica. Desde entonces Hispania formará parte de su futuro imperio, convirtiéndose en una de las provincias más importantes del mundo romano: riquezas mineras y agrícolas, hombres ilustres como Seneca, Quintiliano, Trajano o Adriano; cruentas guerras civiles con Sertorio, Pompeyo o Julio César. Roma dejó durante decenas de generaciones un legado que hoy contemplamos y vivimos: su idioma , sus costumbres, su manera de entender la vida, sus monumentos y obras públicas, su red de comunicaciones, su sistema político y administrativo. Una civilización, en fin, de la que somos herederos directos, y cuyos fundamentos de estudio se han trabajado durante siglos investigando los complejos y progresivos procesos históricos, lingüísticos, sociales y económicos conocidos con el nombre de "romanización".

calzadilla
ampliacion
vias_romanas
entrar
VIAS ROMANAS