titulo_fiestas
virgen
entrar
antigua_virgen

En el siglo XIX, El emperador Napoleón, llevado por la ambición y el orgullo, se atrevió a encarcelar al Sumo Pontífice, el Papa Pío VII. El Sumo Pontífice hizo entonces una promesa: "Oh Madre de Dios, si me libras de esta indigna prisión, te honraré decretándote una nueva fiesta en la Iglesia Católica".
       Napoleón perdió la guerra y El Papa pudo volver a su sede pontificia, el 24 de mayo de 1814 regresó triunfante a la ciudad de Roma. En memoria de este noble favor de la Virgen María, Pío VII decretó que en adelante cada 24 de mayo se celebrara en Roma la fiesta de María Auxiliadora en acción de gracias a la madre de Dios. También se celebra fiesta con procesión y ofrendas en honor a la Virgen en: Abia de la Obispalia (Cuenca).

ampliacion
procesion
ampliacion_foto
virgen